Todos queremos ver vídeos 4K

Hasta ahora veníamos centrándonos en el número de líneas horizontales para reconocer la calidad de una resolución. Del antiguo ‘SD’ con 576 líneas activas, saltamos al ‘HD Ready’ con 720, para dar paso a un ‘Full HD’ con 1080 líneas de resolución vertical. Es entonces cuando el 4K aparece en escena.

El 4K se presenta como una nueva resolución para televisores y cine digital que tiene cuatro veces más píxeles que la alta definición conocida actualmente (3840 x 2160 versus los 1920 x 1080 del Full HD).   ¿En qué se traduce esto? Podríamos pensar que necesitaremos pantallas cuatro veces más grandes que las actuales para albergar toda la información que queremos mostrar por pantalla, pero no es así. La ‘magia’ reside en el concepto de ‘densidad de píxeles’, esto es, cuántas unidades mínimas de información visual podremos mostrar por cada pulgada. De esta forma, un televisor 4K es capaz de mostrar cuatro veces más píxeles por pulgada que un televisor con resolución 1080p, por lo que el nivel de detalle aumenta considerablemente.

4K

Un televisor 4K es capaz de mostrar cuatro veces más píxeles por pulgada que un televisor con resolución 1080p, por lo que el nivel de detalle aumenta considerablemente.

Se habla del 4K en general pero es importante saber que bajo esa etiqueta coexisten dos tipos de resoluciones:

4K en el cine –  4K DCI

  • Resolución de 4096 × 2160.
    24 fps (fotogramas por segundo).
    Profundidad de color de 8 bits.

 

  • 4K en la televisión – 4K UHDV

Resolución de 3840 x 2160.
50 ó 60 fps.
Profundidad de color de hasta 12 bits.

Como era de esperar, los principales fabricantes de televisores como Samsung, LG y Sony, ya han lanzado al mercado modelos que cuentan con esta tecnología, aunque de momento se caracterizan por sus altísimos precios. Por supuesto, como todos los estrenos tecnológicos, con el paso del tiempo deberían volverse más asequibles al bolsillo de los consumidores.

¿Por qué el 4K HDR es tan importante en los nuevos televisores? El High Dynamic Range (HDR) o Alto Rango Dinámico es una tecnología que mejora la calidad de la imagen añadiendo un mayor rango dinámico de luz y colores, acercándola a la realidad. Se usa en fotografía, en infografía y, desde hace unos meses, en los televisores. Aunque en todos estos casos el objetivo es el mismo, las técnicas utilizadas son diferentes. Por ejemplo, en fotografía el HDR se consigue mezclando capturas con diferente exposición. Hay gente a la que no le gusta el efecto HDR fotográfico, por eso es importante entender que, en un televisor, es un concepto distinto.

En el campo de la imagen en movimiento el HDR produce blancos más blancos y negros más negros, así como una amplia gama de ambos espectros de luz. Esto se consigue iluminando individualmente diferentes zonas de la pantalla. En los televisores convencionales las secuencias en la oscuridad pierden casi todo el detalle. Con la tecnología HDR estas escenas cobran vida al distinguir entre diferentes tonalidades de sombras y luz tenue. El mayor rango dinámico de los colores también permite obtener más variaciones en los mismos, consiguiendo una imagen más natural, mucho más cercana a la realidad que vemos a través de nuestros ojos cuando miramos por una ventana.

LG

Pero esta calidad de imagen no sólo está relacionada con las televisiones sino también con las cámaras. Panasonic, Sony y Canon se alzan como referentes en cámaras para profesionales y aficionados capaces de grabar vídeo en 4K.

En los televisores convencionales las secuencias en la oscuridad pierden casi todo el detalle. Con la tecnología HDR estas escenas cobran vida al distinguir entre diferentes tonalidades de sombras y luz tenue.

Existe un tercer dispositivo importante relacionado con el 4K: el Smartphone. Sony prevé lanzar a finales de año su Xperia Z5 Plus, que contará con una pantalla 4K de tan sólo 5.5 pulgadas.

Los contenidos también importan

La falta de contenidos es el principal problema relacionado con el 4K. Hasta el momento, la mayoría de los contenidos que hay disponibles son demos, documentales y trailers. Empieza a haber algunas series, pero muchas de ellas están disponibles online en plataformas como YouTube o Netflix, que aplican una gran compresión al streaming, lo que empeora notablemente la calidad final.

Los canales de televisión tradicionales tampoco emiten en esta calidad. Lo cierto es que casi todo son canales en prueba, como es el caso de canales por satélite 4K, donde podemos ver las pruebas que ya está haciendo Movistar+ con partidos de futbol y la formula 1 (Astra) o el canal de pruebas de TVE (Hispasat).

A pesar de todo esto, y aunque el 4K sea una tecnología puntera, el sector ya ha empezado a pensar en su sucesor: el 8K.

Texto realizado por el equipo The Big Three: Saafa, Patry y Manu.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *